Menú Ciudad Ocio
Por Conchi León
  • Comentarios

Don Wilberth Herrera, patriarca de los títeres del sureste mexicano

Hay un teatro pequeño al que le tengo mucho cariño. Un teatro que se levantó bajo la idea y obsesión de una pareja de esposos que querían dar más opciones a sus hijos y no dejarlos pasar su infancia frente a la televisión. Un teatro que ha asombrado a chicos y grandes por lo vivos que están los personajes que en él habitan.

Ahora sé que hay aproximadamente 900 títeres con diferentes técnicas, están ahí y sólo esperan un ensayo, un momento, la curiosidad de un niño, para hacerse notar. Es inevitable acechar cada cuarto de ese teatro; uno puede encontrar tiburones, mantarrayas, serpientes, aves, mestizos, aluxes y ¡hasta el mismo enano de Uxmal!

Es un teatro que por muchos años se mantuvo únicamente con el esfuerzo de un hombre y la complicidad —a toda prueba— de sus hijos. Cuánta sería la pasión de este hombre que lo que inició como divertimento, se volvió fuente de trabajo, no sólo de sus hijos, sino de infinidad de actores que estuvimos ahí y aprendimos que un teatro independiente necesita muchas manos para abrir su telón.

Recuerdo llegar a ese teatro y ver a su creador sentado con una marioneta en su regazo, terminaba de ponerle unos hilos y se cercioraba de que funcionara bien; él no notó que yo había llegado y se quedó mirando su creación largo rato, con esa mirada amorosa del que descubre ante sus ojos algo que su imaginación había creado mucho antes.

El titiritero más importante de Yucatán decidió irse a hacer títeres a otra dimensión. Desde niño fue ferviente admirador de los títeres de Urenda, pienso que vinieron por él y se lo llevaron a escribir guiones al cielo de los títeres. Don Wilberth Herrera se fue y nos dejó su obra, pero además, nos dejó un teatro, y cuando digo “nos”, me refiero a todos los yucatecos.

Guardia de honor en el sepelio de Don Wilberth Herrera Pérez en Yucatán. 

Don Wilberth nos dejó el Teatro Pedrito, foro que ha recibido mis obras en los últimos años. Este teatro inicia una nueva etapa, además de sus domingos con la primera diva del teatro yucateco “Lela Oxcutzcaba”, ahora tendrá Sábados de Títeres. Todos los niños podrán disfrutar de los títeres los sábados a las seis de la tarde. Parece que Andrea Herrera quiere replicar la lección de su padre: desde inicios de este año 2016 y hasta que el respetable público asista, estos magníficos titiriteros presentarán una variada programación con los títeres como protagonistas.

Me honra que la primera función de este ciclo sea con una obra mía, con las actuaciones de Andrea Herrera, Raúl Niño, Addy Téyer y Jorge Can. La música original de este espectáculo es del maestro Pedro Carlos Herrera, director de la orquesta típica Yucalpetén (hijo de Don Wilberth).

Es mucho lo que los títeres enseñan a los niños, y más aún si la obra habla de nuestras tradiciones y su objetivo es contarles de dónde vienen los aluxes, cómo protegerse del mal viento y cómo hacer la ceremonia para pedirle a Chaac la bondad de la lluvia.

Insisto, el Teatro Pedrito es un teatro pequeño al que le tengo mucho cariño y creo que como dice la consigna:

“En algún lugar pequeño, gente pequeña hará cosas pequeñas que cambiarán al mundo”.

Don Wilberth y Salvador Lemis con el famoso títere Lela, emblema del Teatro Pedrito.

En tiempos de desesperanza y angustia, en que los niños son bombardeados con la tecnología y la dureza de un mundo indiferente, es bueno compartir lugares pequeños, que con el trabajo de grandes artistas, se vuelven gigantes.

Dice Andrea que cuando su padre murió le entregaron su cartera con 270 pesos, era todo el dinero que tenía, pero Andrea sabe que la verdadera herencia que su padre le deja es mantener viva la tradición de los títeres y tener manos amorosas que abran todos los días el telón del Teatro Pedrito.

COLABORACIÓN: Conchi León. Actriz y dramaturga yucateca. Sus obras están publicadas por diversas editoriales, se han presentado en importantes festivales internacionales y están traducidas al inglés, alemán, checo, portugués y francés. Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. (Paso de Gato y Ciudad Ocio). 

Comentarios



Más Artículos

Ciudad Ocio | Footer