Menú Ciudad Ocio
07 OCTUBRE 2016
  • Comentarios

El espectáculo comenzó a las 20:50 h, con un lleno absoluto del recinto. En el escenario: un pequeño banco yacía junto a un bello piano de cola color negro, iluminados por un azul muy tenue, como si el recital se diera bajo la luz de la luna.

El inicio lo marcó una introducción de piano, seguida por la aparición del señor Diego “el Cigala”, interpretando un bolero.

La noche estuvo plagada de emblemáticas melodías de autores como Roberto Carlos, Francisco Céspedes, Ernesto Duarte, Miguel Matamoros, entre otros, haciendo un recorrido de ritmos por los que transitó el bolero, las baladas, el son cubano y más.

“El Cigala” estuvo acompañado únicamente por el pianista Jaime Calabuch, absolutamente magistral, quien no hizo sentir la ausencia de otros instrumentos ni ensambles en el transcurso de la hora y media que duró el magnífico recital.

Al término de éste, no se hizo esperar la demanda de la gente al grito de: "otra, otra", a lo que ambos maestros respondieron regresando al escenario para culminar con la ya conocida melodía cubana "Lágrimas negras".

Para cerrar la noche, Diego "el Cigala" hizo un brindis para agradecer el arropo y la aceptación que ha recibido de parte del público mexicano.

Comentarios


Ciudad Ocio | Footer