Menú Ciudad Ocio
Por Por Michel Loeza, @MichelLoeza
  • Comentarios

The day is my enemy

LA FUSIÓN DE DOS TALENTOS Creo que a partir del uso excesivo de secuenciadores y de máquinas de beats en la música electrónica, ésta fue perdiendo la fuerza con la que en algún momento protagonizó el papel de “la nueva forma de crear música”. Actualmente con conceptos como EDM, entre otros, este tipo de música, género, o como sea que se le llame, se ha ido descarrilando hacia una satisfacción que demanda el ser humano, la de bailar. Tengo claro que The Prodigy fue una agrupación que, durante el decenio de los noventa, junto a The Chemical Brothers, tuvo una popularidad masiva que marcó tendencias como la de break-beat (que ya venía gestándose desde 1980), aquel rincón de una época en la que la euforia y el uso de drogas sintéticas parecía imparable. Entonces, si pensamos que la música no es por sí misma cultura, sino que la música se manifiesta a través de ella, podemos concluir que, como la exploración es inherente al ser humano, existen etapas. Pienso que una de las grandes cualidades de los músicos es la autorrenovación, porque la música es un lenguaje que nosotros mismos nos hemos creado para explorarlo. Sé que, posiblemente conservar también tenga un gran significado, sin embargo este concepto, estoy seguro, implica un camino cortado a la mitad. Y no hablo de cumplir expectativas, sino de la simple naturaleza de la continuidad. The day is my enemy (2015) es una caja más, encimada sobre otras que ya estaban encimadas, pero además esta última es muy pesada y podría arruinar la torre de cajas. Supongo que existen personas que gustan mucho del tipo de música que The Prodigy crea; éste, su buen álbum, está cargado de piezas, muy a su estilo, y algunas con conceptos fuertes, que no está por demás escuchar; beats agresivos, sonidos medio oscuros que desatan una especie de euforia que, supongo, para aquellos que gustan de un The Prodigy reusado resultarán una buena opción./

Comentarios



Más Artículos

CASA LAMM OFRECE SUS MIÉRCOLES DE MÚSICA

Veraza Aldecoa

MUERE EL CANTANTE PRINCE A LOS 57 AÑOS DE EDAD

Salvador Lemis

Ciudad Ocio | Footer