Menú Ciudad Ocio
Por Alicia Ayora
  • Comentarios

EL NUEVO DESORDEN AMOROSO NOS DESORDENA A TODAS Y A TODOS. EL CAOS HA GANADO LA BATALLA A LA ARMONÍA. LA DECONSTRUCCIÓN LE HA GANADO A TODAS LAS CONSTRUCCIONES. 

Tengo que iniciar usando como epígrafe las mismas palabras del anti-psiquiatra Thomas Szaz que traen a colación los autores para el tema:

“En la medida en que la ideología que amenaza actualmente las libertades individuales no es religiosa sino médica,

el individuo debe estar protegido no por unos sacerdotes sino por unos médicos.”

El nuevo desorden amoroso es un libro-ensayo sobre la medicalización del sexo: del orgasmo, del placer sexual, de la satisfacción y una gama amplia de puntos relacionados. Medicalizar es entrar al parangón de lo natural y de lo sano. Bruckner y Frinkielkraut, dos de mis filósofos contemporáneos favoritos, adelantados a la época (cabe la enorme posibilidad de que la atrasada sea yo… por el continente en el que habito) cuestionan la “teoría del orgasmo” de Wilhelm Reich, quien considera que “la salud psíquica depende de la potencia orgástica, y que la enfermedad mental es un resultado de las perturbaciones de la capacidad natural de amar”. ¡Por dios! ¡Qué manera de infectar lo mejor que nos quedaba, que manía de querer “curar y corregir” a todo el mundo! Sí, señores, la sexualidad ha sido una víctima más del capitalismo, del progreso, de lo medible, cuantificable, cualificable.  (No es que tenga algo contra Reich, porque él desmitificó muchas regiones antes vedadas y sufrió la avalancha de ignorancia de tres regímenes: el comunista-socialista, el nazi nacional-socialista y el capitalismo-imperialista: víctima de los tres sistemas).

“La palabra falocracia que supone a los hombres amos de las mujeres, contiene una extemporalidad flagrante, pues si bien existe dominio, la mujer es la esclava de un esclavo. Sometido al código de la virilidad, a la necesidad ciega de aumentar su rendimiento”.

En la sociedad de consumo las necesidades hay que crearlas, y luego ofrecer con mano benevolente y salvadora el golpe de la satisfacción o cura en la fe incuestionable a la ciencia. Así llega  la “sexología burguesa o política” -se me antoja vestida de blanco y con azahares envenenados- como la pócima para el mal, la medicina para el amor. La cura a su “enfermedad construida”.

La obra inicia paradójicamente con el orgasmo y las implicaciones sociales ante la “concepción científica del mismo” sobre la vida del individuo; origen de modelos, códigos y roles sociales.

La revolución sexual, pornografía, prostitución, el amor, el goce femenino… son algunos otros  puntos deconstruidos que forman parte de este tesoro de libro.

Me encantaría transcribir algunos párrafos que no me canso de releer, pero son tantos que sería hacerlo con el libro entero. Si eres de alma irreverente, blasfema e irónica “propia del genio filosófico y liberal, el sello de la mente humana, el instrumento irresistible del progreso”, escribió Proudhon, ¡lo mejor es leer la obra completa!

El nuevo desorden amoroso, publicado por Anagrama, colección Argumentos, quinta edición, 1966, Barcelona-España, de Pascal Bruckner y Alain Frinkielkraut, es parte de mi colección de obras predilectas. Creo que el libro se lo robé a un amigo, pero ha sido el mejor acto que he cometido en esos órdenes.

AÑADO:

Sobre los autores:

Pascal Bruckner, es filósofo y novelista francés, nació en París en 1948. Colaborador habitual de Le Nouvel Observateur, en 1995 obtuvo el Premio Médicis de ensayo por La tentación de la inocencia y en 1997, el Premio Renaudot por la novela Los ladrones de belleza. Otra de sus novelas, Lunas de hiel, fue adaptada al cine por Roman Polanski. Entre sus títulos ensayísticos, (además de este ensayo, que escribió en colaboración con Alan Finkielkraut), está La euforia perpetua y Miseria de la prosperidad.

Alain Finkielkraut, filósofo y ensayista francés de origen judío polaco,  es profesor de Historia de las ideas en la Escuela Politécnica de París.

Ha publicado numerosos ensayos sobre el mundo moderno, siguiendo la estela de otros pensadores como Hannah Arendt o Michel Foucault, mostrando una gran desconfianza en el progreso.

Algunas de sus obras son La derrota del pensamiento, 1987, El judío imaginario, 1981, La sabiduría del amor 1984 así como La aventura a la vuelta de la esquina escrita  también en colaboración con Bruckner. Finkielkraut es un activo defensor de la comunidad judía. Todos sus libros son exquisitos. ¡Hay que buscarlos!

Fotos: argoul, leplus, visavisla, blog, aliciaayora, mercadolibre. 

Comentarios



Más Artículos

ARTURO NAVA PUBLICA EN PASO DE GATO UN LIBRO EXCEPCIONAL

Salvador Lemis

PASO DE GATO A LA VANGUARDIA EDITORIAL

Olga Harmony

APERTURA DE LIBRERÍA ESPECIALIZADA PASO DE GATO EN COYOACÁN

Jaime Chabaud Magnus

FUE UN ÉXITO ESTE AÑO LA PASADA FERIA DEL LIBRO DEL PALACIO DE MINERIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Salvador Lemis

Ciudad Ocio | Footer