Menú Ciudad Ocio
Por Viridiana Nárud
  • Comentarios

Existe un punto en donde el prestigio de un escritor se somete a sospecha. Bueno, eso ocurre cuando se sufre de sospechosismo. En mi caso, había escuchado de Alejandro Hosne como un gran escritor. También cuando era aspirante a escritora e hice examen para una famosa escuela, pude escuchar en la sala de espera la voz apasionada de un argentino hablando de Quiroga. Años después, me enteré de que ese maestro era él.

Las presentaciones de los libros suelen ser un caos o demasiado aburridas. A pesar de que ésta era caótica, los expositores hablaban con tanto entusiasmo de ese libro, que me dieron ganas de comprarlo. Comencé a leer Todo lo demás es mentira, me sorprendió que no quería separarme de él la primera noche, lo más asombroso fue que un escritor de esa edad y ese prestigio narrara una historia sin pretensiones. Me hablaba a mí, a mis amigos, a mi familia.

Todo lo demás es mentira es un libro que narra la historia de Miguel, un joven que vive en Encinas, Argentina, ha terminado su bachiller y quiere probar suerte en Buenos Aires. Sus padres no quieren que su hijo se vaya, han creado un destino para Migue, como le dicen. Sus amigos se muestran duros con él, no lo reconocen. La historia no es distinta a ninguna familia, todas se encuentran llenas de secretos.

La prosa de Alejandro Hosne permite una lectura rápida, esto no significa que se encuentre vacía, en realidad el libro es una gran reflexión sobre la juventud y sublevación hacia los padres, hacia nuestros miedos y enfrentarnos a nuestra propia soledad. A pesar del conflicto interno que vive el personaje, Hosne nos permite conocer a otros personajes, el ambiente de esa ciudad, nos da aire al individualismo extremo que puede llegar a encerrar la literatura actual.

Salí a la calle sin aire. Respiré profundo y me senté en el pasto de una casa vecina. El rocío y la frescura de la noche me hicieron bien. Volví a mirar la Vía Láctea, esta vez con recelo. Acepté, con humildad de neandertal que ni mi vieja ni yo teníamos el nivel para compararnos con ella, ni como metáfora ni como imitadores de sus alaridos.”

No sé si todos, pero sí la mayoría hemos pasado por ese sentimiento en donde nuestros padres se avergüenzan de nosotros, que nos hemos visto obligados a descubrir un coraje interno y mandar a todos a un carajo para liberarnos de sus prejuicios, que terminan siendo nuestros, y poder ser libres.

Miguel, al final y sin querer, termina siendo un héroe moderno, sin gloria, sin riquezas, sin universidad y con una esposa, porque aquello que algunos determinan como fracaso, significa la victoria para otros. Porque han logrado triunfar sobre los deseos más viles que no les pertenecen, porque la vida es para vivir, aun para no vencer.

Todo lo demás es mentira, de Alejandro Hosne, Alfaguara (Literatura Hispánica), 2014.

Sobre el autor:

@viridianaeunice

 

Comentarios



Más Artículos

El lugar de los poetas. Un ensayo sobre estética y política

Redacción Ciudad Ocio

DESPERTAR EN EL FUTURO, ¡ATERRORIZA!

Scarlett Badó

FUE UN ÉXITO ESTE AÑO LA PASADA FERIA DEL LIBRO DEL PALACIO DE MINERIA DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Salvador Lemis

TODO LO DEMÁS ES MENTIRA

Viridiana Nárud

Ciudad Ocio | Footer