Menú Ciudad Ocio
Por Scarlett Badó
  • Comentarios

Entre las cajas de mi última mudanza, reaparecieron el escritor italiano Leonardo Sciascia (1921-1989) y su novela cuasi policíaca El caballero y la muerte. Es chistoso, supongo, cómo un relato que se puede leer en dos horas es capaz de eludirnos por dos años. Publicado por primera vez en 1988, este pequeño libro juega con el homicidio y el engaño, y presenta el crimen como entretenimiento para las masas. Un famoso abogado muere a manos de un grupo revolucionario invisible, los periódicos se ponen gordos y la policía, para variar, no sabe a quién morder. El caballero y la muerte es una historia ochentera de asesinato, conspiración y, sobre todo, largas contemplaciones de un cuadro de Albrecht Dürer. A manera de héroe, un detective sin nombre fuma para escapar de los dolores de su cáncer. El vice comisario, con la muerte lamiéndole los talones, vive su trabajo en un capricho novelesco que lo separa del mundo. Sciascia nos da ciento veinte páginas que más bien parecen una pintura. La obra entera está salpicada de dolores crónicos y discursos sobre la muerte inminente. El protagonista, tan perseguido como ese caballero de su cuadro favorito, hunde al lector en su agonía, al grado que el misterio policíaco del abogado queda en el olvido. Menos mal. Algo que debo decir es que el libro acaba y parece que le hubieran robado hojas. Quizá Sciascia sintió también la persecución y tuvo que concluir… La muerte suele llegar deprisa. Pero usted no lo posponga… hay que buscarlo con urgencia y leerlo. El secreto deberá descubrirlo cuanto antes Usted, querido lector de Ciudad Ocio. Sé por qué le lanzo este reto.

Comentarios



Más Artículos

TODO LO DEMÁS ES MENTIRA

Viridiana Nárud

DRAMATURGIA OBRAS BREVES, EN PASO DE GATO

Salvador Lemis

PARTICIPA EN EL CONCURSO DEL LIBRO SONORENSE' 2016

Instituto Sonorense de Cultura

Ciudad Ocio | Footer