Menú Ciudad Ocio
Por Scarlett Badó
  • Comentarios

Hace pocos días conocí el primer libro de la vietnamita-canadiense Kim Thúy —vergüenza para mí, pues existe desde 2009—. Ru es el título, más que sencillo, de esta obra escrita en francés, pero que ha sobrevivido con heroísmo el mal necesario de la traducción. Las cinco páginas de arranque dejan claro que no se trata de algo para leer. Esta novela más bien se bebe. Ru toma la memoria de una vida y la entrega como lo que es: una corriente desordenada, sin sentimentalismo o juicios morales. La autora no quiere conmovernos con relatos de inmigración, guerra y maternidad; prefiere darnos en su prosa un choque estético, una pintura sujeta al gusto de cada conciencia. Una niña sube con su familia a un bote para abandonar Vietnam y buscar refugio en Quebec. Más de 30 años después, el personaje recuerda la transformación de su cuerpo y su lengua en una tierra nueva, helada, que de forma lenta empezó a ganar coherencia para ella. Kim Thúy narra con todos los sentidos: único alimento de la memoria. Los viajes y reencuentros son definidos por sabores que se parecen a otros, matices en la coloración del humo y olores embotellados. Ru, que en francés indica un arroyo, se bebe antes que leerse porque es agua. Agua con dosis de pasado. La novela de Thúy prueba que el significado de la humanidad no vive en tomos escritos por historiadores. Lo más cercano a la realidad está en el cerebro caprichoso de quienes se han cruzado con un canto, una enfermedad, una familia o una guerra. Esta reseña breve revela un gran libro. La literatura vietnamita es casi desconocida para nosotros, por lo que recomiendo esta lectura con el afán de hallar nuevos tonos, nuevas formas de la belleza, nuevas pinceladas desde la mente de una mujer.

Comentarios



Más Artículos

CICLO MUJERES DE LETRAS: INBA

Jaime Bañuelos

DRAMATURGIA OBRAS BREVES, EN PASO DE GATO

Salvador Lemis

El lugar de los poetas. Un ensayo sobre estética y política

Redacción Ciudad Ocio

EL HOMBRE QUE AMABA A LOS PERROS FUE ASESINADO

Alicia Ayora

Ciudad Ocio | Footer