Menú Ciudad Ocio
  • Comentarios

NO SIN ELLA: EL TRIUNFO LESBICO DE LA OFICIAL LAUREL HESTER

NO SIN ELLA es un filme acerca de los derechos de la comunidad lésbica-gay. Julianne Moore y Ellen Page protagonizan esta nueva cinta sobre la condición de las lesbianas en su comunidad. Un filme que ataca la segregación, la postura de los políticos, la violencia verbal o física contra los homosexuales, la falta de derechos de igualdad y todos los temas referidos a esta situación de la comunidad humana actual. La escocesa Moore (Still Alice, Magnolia, Hannibal, Los juegos del hambre, Carrie) interpreta a una ruda policía antidroga que se enamora de otra mujer menor que ella, Stacie Andree, interpretada por la canadiense Page, nacida en 1987 (Juno, An American Crime, X-Men: The Last Stand, Inception) Moore –quien además es embajadora de la ONG Save the Children- declaró: “Me enamoré de Ellen Page durante el rodaje”. Más adelante dijo: “Descubrí que mi vida personal eran tan importante como mi vida profesional. Yo no invertía tiempo en ella, no lo invertía. Tienes que hacer que tu vida personal suceda tan bien como tu carrera”. El filme está inspirado en hechos y personas reales. Está escrito por Ron Nyswaner y dirigida por Peter Sollett. Actúan además Steve Carrell –como Steven Goldstein, fundador y presidente de Garden State Equality por la defensa de derechos homosexuales-, Luke Grimes y Michael Shannon –adorable en su papel de amigo y pareja de policía, Dane Wells-. Pudiera resumirse a partir de la lucha que comenzó la oficial Laurel Hester contra el condado Océano, New Jersey board de Chosen Freeholders, de permitir la transferencia de sus beneficios de pensión a su pareja sentimental y sexual, después de ser diagnosticada con cáncer terminal en fase cuatro en 2005. El filme incluye la canción “Hands of Love”, de Miley Cyrus. Ya se había realizado un documental sobre este mismo caso. Fue apoyada por la comunidad lésbico-gay LGBTTTI estadounidense. En la película la imagen de los políticos es tratada de manera plana, quizá para evitar problemas con el gobierno actual de New Jersey, ya que el caso es bastante reciente. La oficial recibe la placa de teniente ya en el estado de agonía final, triunfando también en sus declaraciones y en su lucha por el reconocimiento de derechos. Hasta el punto que ese estado es uno de los que apoya actualmente el matrimonio entre personas del mismo género. Recomendamos ampliamente el filme, que sobresale, junto a La Habitación, El Renacido, Brooklyn y Carol, en medio de la avalancha de filmes que el Mainstream nos obliga a ver. Entre tanto trash fílmico, Freeheld es un respiro. Steve Pond, crítico de The Wrap, declaró: “Un intento honorable y emotivo. No es una gran película, pero es una gran historia contada con cariño y corazón”. ¡Hay que verla!

Comentarios


Ciudad Ocio | Footer