Menú Ciudad Ocio
Por Hugo Wirth
  • Comentarios

¡Asústame!

La realidad virtual está entre nosotros desde hace algunos años y ofrece experiencias interesantes. Lo malo es que para que la experiencia sea realmente inmersiva y sorprendente es necesario invertir bastante plata. Ejemplo: dispositivos como el HTC Vive o el Oculus Rift aún son algo inalcanzables para los consumidores latinoamericanos (asalariados promedio, como un servidor) ya que cuestan $20 000 pesos, en promedio, más envío internacional (en México aún no puedes adquirirlos). Por si fuera poco, requieres una PC Gamer muy potente que no baja de los $15 000 pesos.

Sony puso a la venta apenas hace unos días la PS VR que es más “económica”, pero en el mercado latinoamericano estará disponible hasta abril de 2017. Las primeras impresiones de este dispositivo son buenas, sin embargo, aún hay pocas opciones de software.

Dadas las condiciones, el limitado acceso que tenemos actualmente es entrarle a la realidad virtual consiguiéndonos unos Google cardboards o lentes de realidad virtual (ya sea una carcasa simple o algo más sofisticado como el Samsung Gear VR), cuyos precios oscilan entre los $70 y los $2 500 pesos.

Con estos lentes, metes tu teléfono cargado con aplicaciones VR que bajas de la App Store o Playstore, según sea el caso (revisa que cuente con giroscopio, si no, olvídalo), y ya estás listo para empezar a descubrir este mundo. Muy austero y limitado, pero algo es algo.

Y ya que estamos en el mood Halloween por estas fechas, acá van recomendaciones de apps que posiblemente te provoquen unos cuantos gritos y sobresaltos.

Sisters

Estás en una estancia, sentado en un sofá de dos plazas. Es una noche con un clima poco favorable (truenos, vientos y clichés de esos). Hay una televisión encendida frente a ti que no tiene señal. Del lado derecho una puerta cerrada. Del lado derecho una chimenea en la que podrás ver dos muñecas y, detrás de ti, dos bultos cubiertos con sábanas y un cuadro. De pronto (adivinaste), se va la luz. En la penumbra notas que las muñequitas ya no están, en la televisión se ve el rostro de una ¿niña? Ruidos, truenos, pasos detrás de ti, voces infantiles tenebrosas. La atmósfera se vuelve caótica y todo se va preparando para sorprenderte y darte un buen susto si enfocas el visor en los lugares correctos.

Si bien las gráficas no son de lo mejor, la historia es breve y, en momentos, algo predecible, Sisters es una experiencia entretenida. En la actualización más reciente también puedes reproducir un contenido de la nueva versión de la bruja de Blair.

11.57

Ésta es una experiencia en video. Realmente lo que reproduces es un corto filmado en 360. Estás en una especie de bodega-sótano, no puedes moverte, sólo esperar a que algo pase. Las luces se apagan y empiezan a suceder cosas extrañas. Ruidos, gritos, personajes que se mueven en la penumbra, primero lejos y después cada vez más cerca de ti. Nuevamente, si enfocas el visor en los puntos correctos, te llevarás un buen sobresalto.

El video es muy breve, pero lo suficiente para entrar en la atmósfera que plantea. Se vale de los clichés propios de las películas de terror, por lo tanto es predecible.

Chair in a room

En esta app es necesario interactuar. Para ello requieres un joystick con Bluetooth o si usas los Google Cardboards, el imán te servirá como control. Te encuentras en una habitación, a oscuras, y debes ir descubriendo ciertas pistas que se encuentran dispersas en el lugar. Conforme vas avanzando, llegarás a un ascensor y en cada piso reunirás la información necesaria para entender la historia que rige esta experiencia.

Chair in a room ofrece buenas gráficas, atmósferas logradas y un intento de trama que resulta atractiva y oscura. La desventaja que presenta es que puede llegar a desesperarte si no estás acostumbrado a usar los controles, ya que debes mover una especie de cursor.

Darkwalls

Se trata de otra experiencia en la que debes interactuar, pero resulta más sencillo ya que no requieres mando, sino que sólo debes enfocar el visor en puntos estratégicos para avanzar o tomar objetos.

Aquí recorres una especie de hospital abandonado que parece más una clínica de abortos clandestina. Conforme avanzas, en las paredes descubres mensajes que te acusan de asesino. El poco mobiliario y accesorios que hay en el lugar se mueven, tu visibilidad es limitada ya que sólo cuentas con una lámpara de mano para pasear por el lugar y de pronto falla. La tensión va en aumento y la aparición de criaturas no se hace esperar. El final es abrupto y extraño.

Las gráficas son francamente malas (nivel Playsation 2) y ciertos efectos pecan de ingenuos. A pesar de esto, si quitamos los prejuicios (pensemos que estamos viviendo el verano de 1995) y nos predisponemos a ser asustados, la app funciona bien.

Catatonic

Éste es un contenido que puedes descargar desde la app Within. Es otro cortometraje filmado en 360, pero de mayor calidad que 11:57. Además no estás inmóvil, en Catatonic podrás disfrutar de un recorrido por una especie de hospital psiquiátrico.

Todo empieza dentro de un ascensor. Si observas a tu alrededor, te darás cuenta de que estás maniatado en una silla de ruedas y un enfermero enorme te conduce por los pasillos de “tu nuevo hogar”.

Enfermos mentales en condiciones deprimentes son los protagonistas de una primer parte. Después alguien toma el control de tu silla y te avienta por unas escaleras. Estarás rodeado de locos que te gritan cosas y hacen lo posible porque te sientas muy incómodo.

De principio a fin, Catatonic intenta mantenerte alerta y mirando a todos lados, siendo una de las experiencias inmersivas mejor logradas hasta el momento.

Comentarios


Ciudad Ocio | Footer