Menú Ciudad Ocio
Por Leo Orza
  • Comentarios

¿TE SIENTES OBSERVADO/A? PUES DESGRACIADAMENTE, SÍ LO ESTÁS. Y ESO ES USADO CONTRA TI. 

Si te fijas, alrededor, adondequiera que mires, hay usuarios de teléfonos móviles. Los niños y jóvenes no entienden cómo podíamos vivir antes sin mantenernos localizados, vigilados, seguidos, compartiendo datos privados...

El mundo está en las manos del Gran Panóptico, la Gran Vigilancia, el Gran Hermano... Orwell llevaba razón. Foucault no se equivocó.

Michel Foucault estudió el modo de vigilancia de las cárceles y este sistema se extendió ya hasta nuestras vidas. 

Todos usamos sellos electrónicos distintivos que nos señalan en el Mapa: aquí estamos, como un poderoso rebaño dominado. 

Y vean esta noticia en redes:

ARM es una de las compañías más beneficiadas con el éxito de los smartphones y dispositivos móviles, casi todos los dispositivos móviles que utilizamos actualmente (95%) llevan tecnología ARM. Esto llevó a la compañía japonesa SoftBank a interesarse y comprar la compañía por $31.4 billones, una de las transacciones más importantes en el mundo de la tecnología, cuatro veces lo que pagó Microsoft por Nokia y tres veces lo que pagó Google por Motorola.

Pero fíjate que ARM no fabrica ni vende chips, sino que vende los diseños y estos son utilizados por los fabricantes como Samsung y Apple en sus dispositivos.

Tan sólo en 2015, ARM vendió más de 15,000 millones de chips y cerró acuerdos con 173 empresas. Con más de 4,500 patentes ARM reina en el sector de los chipsets móviles, una batalla que Intel no pudo ganar, y que los fabricantes de chips ven más fácil licenciar y utilizarla que competir contra ella.

¿ Y quiénes incrementan esos billones? Nosotros.

Ya Julio Verne, el novelista francés, indicaba en una novela -así como el visionario Da Vinci- que en el futuro la gente compraría aire. ¡Y ya lo hacemos! ¡Pagamos por aire y ecos! Con la extraña ilusión de que estamos más COMUNICADOS. ¿Es cierto eso?

Comentarios



Más Artículos

TOSTADORA GEEK

Marisol Bouza

Comic-Con

Paola Pastrana

Alimento Sportsmans Choice

Editorial Ciudad Ocio

Ciudad Ocio | Footer