Menú Ciudad Ocio
'/>
Por Gerardo Uscanga
Fotografías: Google, aescenateatro, lacapilla, losendebles, enriquesaavedra, facebook, oem, tyrannusmelancholicu
  • Comentarios

EL LÍQUIDO TÁCTIL

UN NUEVO ESTRENO DE LA COMPAÑÍA LOS ENDEBLES, DE BORIS SCHOEMANN. MES DE SEPTIEMBRE EN LA CAPILLA. CDMX. 

63 ANIVERSARIO DE LA CAPILLA CON ESTRENOS EXTRAORDINARIOS. NO DEJEN DE ASISTIR. 

El líquido táctil, obra escrita en 1997 por el dramaturgo y director argentino Daniel Veronese, y traída a los escenarios para deleite de nosotros por Boris Schoemann, cumple todas las expectativas teatrales.

Una obra sui generis que, por lo menos yo, no me atrevería a encasillar. En un homenaje al dramaturgo Antón Chéjov, El líquido táctil hace una crítica al absurdo y el vacío de la cotidianeidad de una pareja –Nina Hagëken y Peter Expósito– que en apariencia lo tienen todo, pero su relación se ve alterada por la llegada de otro hombre –Michael Expósito–, hermano de Peter.

Es una obra que hace exploraciones de la relación de los actores y se expone crudamente en un escenario: “Parecerá un cliché decirlo, pero ninguna de las funciones que daremos será igual.” Dice Jorge Chávez Caballero al preguntarle sobre la obra; y más aún cuando el dramaturgo propone enfrentar el texto bebiendo cerveza para, en palabras de Jorge, “entrar en el frenesí que produce el alcohol”.

Gabriela Zas (Nina Hagëken), Daniel Bretón (Peter Expósito) y Jorge Chávez Caballero (Michael Expósito) son los encargados de traernos a la vida a estos personajes incapaces de comunicarse con armonía, que nos dejan ver su egoísmo e inconformidad.  Una actuación precisa, fina, clara, que sin ser pretenciosa cuaja dentro de las intenciones del director. Los tres intérpretes están a la misma altura y agradecemos la entrega artística y la comprensión de “lo que no se dice con palabras”. Vale la pena regresar a verlos y aplaudirlos.

Su supuesta vida de ensueño será evidenciada, al igual que sus frustraciones con textos “superfluos” pero con las emociones a flor de piel.

El líquido táctil, que se engalana tras 16 años de trayectoria –durante los cuales ha desarrollado cerca de 40 puestas en escena- que, al igual que en proyectos pasados, sale ilesa.

Su director, Boris Schoemann, hace gala de la experiencia. Con escasos elementos es capaz de transportarnos a un universo psicologista, onírico y subyugante que revela, más que nada, todo aquello que plantean los nuevos filósofos franceses acerca del ser, la conciencia y el mundo contemporáneo. Baudrillard, Foucault, Deleuze, aparecen transustanciados durante el planteamiento de los textos y de las acciones. Una dirección cuidadosa como las que nos tiene acostumbrados Schoemann, con rasgos genotextuales que atacan nuestras obsesiones culturales, con una filigrana de sensaciones y emociones que van in crescendo durante la puesta total. Un entretejido de finezas y buen gusto.

Y esta obra perversa, obscena, extraña y misteriosa se juega con temáticas fuertes y desgarradoras, con pinceladas de humor, con retos actorales y pasiones desencadenadas tendrá una temporada en el Teatro La Capilla, del 7 de agosto al 18 de diciembre de 2016 todos los domingos a las 18:00 horas. Ciudad de México.

El autor, Daniel Veronese, nació en Buenos Aires en 1955 y ha publicado libros y obras como Cuerpo de Prueba (1997) y La Deriva (2000). Entre sus textos podemos citar: Los corderos; Cámara Gesell, Mujeres soñaron caballos, Cuerpos en deseo, La terrible opresión de los gestos magnánimos, A propósito de ese hombre, En la mañana, Música rota y La noche devora a sus hijos, entre muchas más. Ha sido traducido al italiano, alemán, portugués y francés.  En 2013 ganó el Premio Max Iberoamericano (SGAE), por unir los puentes entre España e Iberoamérica. Fue creador del grupo teatral El Periférico de Objetos y ha trabajado el Teatro de Títeres.

EL LÍQUIDO TÁCTIL.

Del 7 de agosto al 18 de diciembre de 2016.

Horarios de El líquido táctil: Domingo 18:00 horas
Boletos: Entrada general $200. Adolescentes y adultos (+16)

Con Gabriela Zas Montero, Jorge Chávez Caballero y Daniel Bretón.

SINOPSIS: El Líquido táctil es una comedia ácida sobre una pareja integrada por un hombre poderoso que se casó con una famosa actriz que dejó los escenarios por él. La visita del cuñado evidenciará las tensiones ocultas de su supuesta vida de ensueño,  mientras que las frustraciones de cada uno brotarán a la luz.

Colaboración especial de Gerardo Uscanga, teatro. 

Comentarios



Más Artículos

Ciudad Ocio | Footer