Menú Ciudad Ocio
Por Héctor Flores Casas
  • Comentarios

LACANDONA, EL DOCUMENTAL

La zona se deteriora a pasos agigantados

LACANDONA, FILME QUE RETRATA LA REALIDAD DE CÓMO SE VIVE EL HOY EN ESTA SELVA QUE SE UBICA EN EL SURESTE MEXICANO

En tan sólo 40 años, sus dimensiones territoriales se han disminuido y ahora de 1.8  millones de hectáreas de selva tan sólo queda la cuarta parte

La selva Lacandona, no es solamente El Pulmón Mexicano y un orgullo de Chiapas, también es el hábitat de varios y diversos grupos indígenas, entre los que se encuentran Choles, Tzeltales, Tzotziles y Lacandones, asentados en localidades como Metzabok, Naha, Bethel y Lacanjá-Chansayab, ubicados en 27 asentamientos dispersos en los márgenes de los ríos Usumacinta, Santo Domingo y Lacanjá, además de 33 poblados en la zona de Las Cañadas.

Cabe resaltar que desde los últimos 40 años esta importante área de México enfrenta una seria fragmentación de ecosistemas por prácticas agropecuarias extensivas, que han devenido en una brutal deforestación de la Selva Lacandona, tan acelerada que si continúa a ese ritmo, la selva tropical lluviosa lacandona terminará por desaparecer.

De 1.5 millones de hectáreas que tenía la Selva Lacandona en Chiapas, hoy quedan tan sólo 500,000 de ellas, de ahí la urgencia por conservar su gran valor, debido a que en ellas radica la mayor biodiversidad de México, con fauna y flora exclusiva de la zona.

Por todo esto y más, la Selva Lacandona se deteriora a pasos agigantados y hasta el momento no se ha hecho algo para remediar esta penosa situación. La denuncia está hecha y la conocen, pero muy pocos actúan.

Bajo estas premisas surge el proyecto fílmico Lacandona, gracias a la confianza de personas que se han unido para tratar de revertir toda esta situación, es que está a punto de convertirse en realidad este proyecto que nace de la necesidad de recuperar lo perdido, pues sin duda alguna la Selva Lacandona es uno de los pulmones más importantes de todo el planeta.

La película trata sobre la selva y su problemática integral. Es un proyecto de análisis y conciencia, de investigación y estudio, en donde los mismos Lacandones se han sentido arropados, apoyados y cuidados por quienes lo están llevando a cabo, donde gracias a esta cercanía y amistad que hay entre todas las partes, se ha logrado ganar su confianza a lo largo de muchos años.

La región lacandona no sólo es importante porque represente casi el 13% del territorio del estado de Chiapas, sino porque es una extensión natural que sirve de hogar a más de 70 especies de mamíferos y más de 300 aves.

Por eso es que los lacandones confían que este proyecto será muy importante para alcanzar un cambio positivo. La cinta bien podría ayudar a captar la atención en el sector ecológico y demográfico de la selva Lacandona. La acción es un proyecto documentado con conciencia ecológica que mediante la reflexión pretende captar la atención sobre algo que va más allá de lo que sabemos, de ahí que la historia está basada en la realidad de lo que hoy sucede en la selva.

Afortunadamente muchos mexicanos conocen de la desestabilización ecológica, climática y de biodiversidad que se vive en esta zona sureña, lo cual, en conjunto, afecta sin duda alguna el cambio climático, alterando nuestra realidad actual y poniendo en peligro un futuro cercano, para muchos mexicanos.

No debe de ser fácil ver una selva devastada, quemada por personas sin escrúpulos que están a las órdenes del mejor postor. Pero no sólo están acabando con los árboles sino también con los moradores, los que no pueden hacerse escuchar, los que tienen que irse a pernoctar a otros lugares y buscar su alimento también en otras latitudes. Urge detener la tala y quema inmoderada de la Selva Lacandona, por el bien de nosotros, de nuestros hijos, nietos y futuras generaciones.

La selva Lacandona, no sólo es una reserva de la Biosfera, es también un lugar privilegiado del planeta, pues viven en ella más de 300 especies de árboles; en el rubro de su fauna, esta región da cobijo a 70 especies de mamíferos y 306 especies de aves, aunado a una gran cantidad de reptiles. Sin embargo, la excesiva deforestación y la cacería han provocado la disminución del hábitat de todos estos pobladores naturales.

La pretensión de este proyecto no es salvar la selva, sino simplemente ser portadores de la realidad y que se sepa lo que está pasando, valiéndose de la fusión de actores como Antonio Monroi, quien junto con los Lacandones, se han convertido en parte importante de la producción, cuyos principales valores se centran en la generación de conciencia, suma de voluntades, sensibilidad, calidad humana, educación y salud ambiental, conocimiento y, sobre todo, entendimiento del problema.

Lo que se quiere dejar muy en claro es que si se pierde la Selva Lacandona, se va con ella una valiosa parte del patrimonio natural y de las especies endémicas de México, pues hasta ahora todos los decretos y programas propuestos para la vital zona no han dado resultados positivos que beneficien a la selva, ni a los lacandones.

Comentarios


Ciudad Ocio | Footer